martes, 27 de octubre de 2009

¿vivir..? de Mario Halley Mora

Carlos murió a los 76 años. A los 20 había entrado a trabajar de dependiente en un gran almacén, y se jubiló a los 50. Joven aún, volvió a emplearse en otro almacén, y se jubiló a los 75, muriendo un año después, casi sin gozar de su doble jubilación. Por su parte, Raúl murió a los 32 años. A los 15 se había fugado de su hogar y viajó como ayudante de cocinero en un barco de ultramar. Fue mozo en París, músico en Atenas, soldado en África, croupier en Montecarlo y gondolero en Venecia. Cuando tenía 32 años, lo mató un marinero celoso. Carlos vivió mucho, pero vivió poco. Raúl vivió poco, pero vivió mucho. Fin



Aqui voy yo con la relexion que me deja este pequeño cuento, que por ser corto no deja de ser interesante y educativo, la intensidad que le ponemos a las cosas que hacemos es lo que las hace mas importantes por mas que mañana ya no seamos nada hay que vivir como si fuese el ultimo minuto todo el tiempo, debemos disfrutar mas y dejar de pensar en el que diran debemos dejar de ser estructurados y ponernos a pensar en el porque de la vida. Hay tantas cosas maravillosas por explorar...que esperas para hacerlo!!!!

1 comentario:

  1. hermoso!!!!..en total acuerdo contigo. tener mas disfrute hace que las razones de vivir sean mas gozosas!!!.

    ResponderEliminar